Ventajas de comprar un barco pequeño

Si estás pensando en comprarte un barco que te permita navegar cada vez que lo desees, y disfrutar de los tesoros que te ofrece el mar de una forma cómoda y sencilla, es muy probable que tengas serias dudas a la hora de escoger el modelo de barco ideal para ti. Y es que el mercado ofrece muchas opciones diferentes, tantas que decantarse puede ser complicado, especialmente si se trata de tu primer barco.

Nosotros lo sabemos, y por ello te animamos a hacerte con un barco que no sea demasiado grande, ya que te será más sencillo pilotarlo y podrás sacarle el máximo partido. Si ya estás decidido, puedes comprar barcos nuevos en Estupenda Náutica, y si por el contrario todavía te quedan dudas, toma nota porque a continuación te vamos a contar todo lo que te ofrecerá un barco pequeño.

Principales características de los barcos pequeños

La principal característica de un barco de reducidas dimensiones, es que resultan más fáciles de conducir, permitiéndote incluso navegar en solitario sin necesidad de ir acompañado. Esto se debe gracias principalmente a que es mucho más maniobrable en espacios reducidos, por lo que no te resultará demasiado complicado sacarlo del puerto, que habitualmente suele ser el principal problema.

Y para que un barco sea considerado como pequeño, lo normal es que no tenga más de 30”.

Principales ventajas de los barcos pequeños

Las ventajas que ofrece un barco pequeño respecto a un barco grande son innumerables, y a continuación te vamos a mostrar las más destacadas:

Precio del barco

Como no puede ser de otra forma, el precio de un barco pequeño será más reducido que el de un barco grande. Esto significa que podrás ahorrar una importante cantidad de dinero, tanto en la compra como en el mantenimiento del propio barco. Consumirá mucho menos combustible, y en caso de sufrir una avería, el coste de la reparación también va a resultar mucho más barato.

Facilidad de navegación

Como ya hemos comentado anteriormente, un barco pequeño te ofrece una mayor facilidad para navegar, ya que cuantos menos metros tiene un barco, más fácil resulta maniobrar con él. Ofrece múltiples posibilidades, lo que hace que con un barco pequeño se acostumbre a navegar más a menudo, y la prueba está en que si te asomas cualquier día que haya buena mar, el número de barcos pequeños es mucho mayor al de los barcos de gran tamaño.

Mayor comodidad

También hay que destacar la comodidad que ofrece un barco pequeño, que es mucho mayor a la de un barco grande. Y es más cómodo por diferentes razones, tanto porque no necesitarás tanto combustible, como porque como ya hemos comentado, resulta mucho más sencillo tanto a la hora de sacarlo del puerto, como de volver a aparcarlo.

En definitiva, que si estás pensando en comprar tu primer barco y no sabes qué modelo escoger, desde aquí te recomendamos enormemente optar por un barco pequeño, antes que por uno grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *