Trámites disponibles en el registro civil de Madrid

Si acabas de tener un hijo, ha fallecido un familiar cercano, o te acabas de casar o divorciar, será requisito indispensable que acudas al registro civil de Madrid. Estos tres hechos hacen que tengan que ser inscritos en el registro civil para así tener constancia del estado en el que se encuentra tu persona o, en caso de fallecimiento, el estado de tu familiar, ante cualquier acontecimiento relacionado.

Si no estabas al corriente de ello o tienes algún tipo de duda al respecto, toma nota porque a continuación te vamos a hablar de los tres trámites disponibles en el registro civil de Madrid.

Inscripción de nacimiento

Como ya hemos dicho, si has tenido un bebé, deberás inscribirlo en el registro civil, para que así tu hijo tenga el derecho a obtener una nacionalidad. Será necesario el registro de nacimiento para poder asociar a una persona con su nación de origen. El niño deberá ser inscrito lo antes posible tras su nacimiento, adquiriendo de esta manera su nombre y su nacionalidad.

Deberán ser los padres los encargados de inscribir al pequeño en el registro, excepto que por diferentes circunstancias esto no fuera posible. En ese caso, sería el pariente más próximo o el propio personal médico sanitario que se encargase de atender el parto.

En aquellos casos en los que el nacimiento se haya producido en un lugar que no sea un hospital, el plazo para realizar dicha inscripción pasará de 72 horas a un máximo de 10 días.

Inscripción de matrimonio

Tras contraer matrimonio, es fundamental que quede registrado en el registro civil de la ciudad en la que se haya producido la unión marital, excepto cuando el matrimonio se haya contraído fuera de España.

Una vez realizada la inscripción, se recibirá la correspondiente certificación, que servirá para confirmar el matrimonio, apareciendo en ella la fecha y el lugar en el que se llevó a cabo.

Inscripción de defunción

La inscripción de defunción es algo totalmente obligatorio, sirviendo para dar fe de las circunstancias de la muerte, así como de la hora, la fecha y el lugar. Para dicha tramitación será necesario presentar el correspondiente certificado médico de defunción.

El certificado médico de defunción es necesario para poder llevar a cabo de una manera adecuada la inscripción de la persona fallecida en el Registro Civil. Tal y como marca el artículo 66 LRC, “no se podrá efectuar la inscripción de defunción sin que se haya presentado ante el Registro Civil el certificado médico de defunción”.

Dicho certificado consiste en un formulario que otorga la propia institución de salud, siendo necesario que sea rellenado por el médico que tiene conocimiento de la causa del fallecimiento. En él constarán los datos personales de la persona fallecida, así como los hechos que produjeron su muerte.

Para inscribir la defunción hay tres supuestos posibles:

  • Comunicación de la defunción por los centros sanitarios
  • Inscripción de defunción por declaración de obligados
  • Supuestos especiales

De modo que ya lo sabes, si un familiar cercano ha fallecido, has contraído matrimonio o has tenido un bebé, será totalmente necesario que acudas al registro civil para informar de cada uno de los acontecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *