Robos en los colegios: los ladrones conocen la ubicación de las alarmas

Tal como hemos podido observar, estas últimas semanas se han producido un elevado número de robos en diferentes colegios a lo largo de toda la geografía española. Parece que de nada han servido las últimas medidas tomadas por los centros educativos en este país, ya que tal como vemos, los ladrones están entrando a los colegios con más facilidad que nunca.

Las razones no están claras, aunque todo parece dada la certeza con la que los ladrones entran en los colegios, que se conocen a la perfección tanto el mecanismo como la ubicación de las alarmas instaladas en ellos.

Herminio Vico, concejal de seguridad de la ciudad de Madrid quiso manifestarse al respecto: “Las alarmas de los colegios no saltan por las personas que entran con ánimo de robar tienen altos conocimientos sobre ellas, sabiendo dónde están instaladas y desactivándolas a las primeras de cambio”.

Esto ha llevado a pensar que los ladrones es posible que cuenten con la colaboración de personas que trabajan en los centros, ya que la alarmas están colocadas a conciencia a buen recaudo de los ladrones.

El mantenimiento de las alarmas es el adecuado

Lejos de lo que muchos pensaban, el aumento de los robos no tiene nada que ver con un mal mantenimiento de las alarmas, ya que tal como se ha podido comprobar, éstas están en perfecto estado. Todas están regularizadas y totalmente probadas, por lo que aquí no está el problema.

El caso es que sea cual sea la razón, los robos en colegios y centros educativos de toda España no dejan de aumentar, y lo cierto es que los máximos responsables de la seguridad de estos establecimientos se encuentran de manos atadas y no saben cómo reaccionar ante tal situación.

La última denuncia se llevó a cabo el pasado fin de semana en el municipio de Getafe, cuando un vecino informó a la policía de que un grupo de vándalos estaba entrando al colegio Emperador Carlos V tras romper la valle que hay junto a la entrada principal. El vecino también ha querido informar de que media hora más tarde de la llamada, la policía todavía no se había presentado en el lugar de los hechos.

Material tecnológico

Como era de esperar, los robos tienen como protagonista al material tecnológico que disponen en las escuelas; ordenadores, proyectores, impresoras, equipos de sonido, televisiones, etc.

Sin duda se trata de los artículos más caros económicamente hablando que se pueden encontrar en un colegio o en un Instituto, más allá del mobiliario convencional. Por lo que no es de extrañar que los ladrones entren en los colegios con el principal objetivo de llevarse el máximo material posible de este tipo.

El concejal de seguridad ya ha anunciado que se extremarán las medidas y que la policía ya está alertada de estos robos, por lo que espera que una mayor atención pueda hacer que los ladrones se lo tengan que pensar dos veces antes de entrar en un colegio.