¿Por qué nos gustan tanto las joyas?

joyeria online destellos

Desde la antigüedad, el ser humano ha ido desarrollando distintas necesidades, paralelas a las básicas de alimentación, relación y reproducción. Entre ellas destacan la de adornar nuestro cuerpo, mucho más allá de prendas de vestir o distintos peinados y perforaciones o inyecciones de tinta en nuestro cuerpo. Hablamos de otra cosa: los complementos.

Los complementos siempre han sido objetos de culto. Desde la antigüedad éstos han ido ligados a mujeres, tanto mayores como más jóvenes, como más femeninas como menos. Es decir, vemos a niñas con coletas, pulseras y lazos así como mujeres de la tercera edad con perlas, collares kilométricos y broches. Pero dentro de los complementos no son todos iguales, existe el campo de la bisutería para los más escasos de dinero y las joyas para los más pudientes.

Bisutería y joyas

Quien es verdadero conocedor de estos dos tipos de complementos los sabe distinguir como si de sus hijos se tratase, aunque quien apenas ha visto alguna joya, cuando se le muestra un complemento más brillante, grande o pesado ya lo considera una joya.

Existen múltiples tiendas alrededor del mundo con productos de bisutería a la venta, aunque a veces estas tiendas también tienen a la venta productos más sofisticados, como productos con plata de ley u oro. Además, los grandes almacenes comerciales también están incorporando ya objetos de bisutería, como Zara, Stradivarius o El Corte Inglés, aunque este último también incorpora en sus tiendas marcas de joyas preciadas.

Ahora bien, si pensamos en marcas que vendan únicamente joyas se nos viene a la cabeza Tiffany&Co, Morellato y Swarovsky, además de apuestas innovadoras como la joyería online Destellos, diseños modernos y basados en los gustos de la mujer de hoy.

Compras online

Las compras online se han masificado en los últimos 5 años. Para mucha gente sigue siendo algo impensable, bien por si no es lo que pensabas o por cuestiones de tamaño o longitud del producto, pero, sin embargo, los que ya se han lanzado a la piscina se animan con toda clase de productos, desde ropa hasta coches, aunque existe algo que todavía no se ha empezado a comprar online: las joyas. La razón es evidente, éstas no acostumbran a bajar de los 500 euros y ésta es suficiente razón de peso para no correr el riesgo de comprar una alianza o gargantilla de diamantes online.

Finalmente, si algo destaca de las joyas, es que toda familia que se precie tendrá alguna en su casa. Tradicionalmente, porque pasan de generación en generación y, por ello, poseen un gran valor sentimental, razón por la cual, a no ser que la familia se vea verdaderamente apurada económicamente, este objeto no será vendido. Dicho complemento no es un objeto sin importancia, ya que se trata de una joya cuyos destellos son incomparables a los que un complemento de bisutería jamás podría lograr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *