Los márgenes de las gasolineras crecen y el crudo se hunde

gasolineras-margen

Según informa el último estudio de supervisión elaborado a manos de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), parece que estos últimos años el margen de la distribución de los carburantes en nuestro país se disparó por todo alto en un 5% respecto a la gasolina, mientras que la cifra todavía aumentó más en el caso del diesel, llegando al 8,8% durante el pasado mes de diciembre 2015.

También es cierto que dicha subida se llevó a cabo en posiblemente, el mes en el que se realizan un mayor número de desplazamientos en vehículos por carretera de todo el año, ya que es sabido de sobra que durante la Navidad los viajes están a la orden del día, así como ocurre en los meses de julio y agosto con la tradicional operación verano.

Hay que tener en cuenta también que ese aumento se produjo en un momento en el que el precio del petróleo se redujo hasta límites que no se alcanzaban desde hace unos ocho años aproximadamente.

La CNMC, organismo dirigido por José María Marín Quemada, ha cifrado por encima de los 18 céntimos de euros el coste que supondrá el margen bruto de distribución, tanto en la gasolina como en el diesel, haciendo referencia a las cifras más altas que se esperan tener en todo el año.

Respuesta de las petroleras

Las petroleras así como las estaciones de servicio de nuestro país también han querido pronunciarse al respecto, negando en todo momento que dicha ganancia llegue a través de la venta de carburantes.

Tal como informan, el margen bruto hace referencia a diferentes costes que están directamente relacionados con la actividad logística de éstas, así como la financiera. También hay que tener en cuenta los márgenes netos de los mayoristas y los minoristas.

Una de las que más fuerte ha alzado la voz son las estaciones de servicio que pertenecen a la red de gasolineras BP, que según los datos, registraron unos precios medios superiores en los dos tipos de carburantes. A la pronuncia de BP le siguió la que llevaron a cabo desde CEPSA haciendo referencia a la gasolina 95, así como REPSOL para el gasóleo A, tal como afirman desde la CNMC.

Lo que está claro es que este pasado mes de diciembre el precio medio disminuyó considerablemente en la mayoría de gasolineras y estaciones de servicio de nuestro país, con una diferencia nada más y nada menos que de tres céntimos por litro, en comparación a los precios que se ofertan en las gasolineras independientes y pertenecientes a cadenas de supermercados, como es el caso de la gasolinera de Carrefour.

La buena noticia para nosotros es que los precios disminuyeron en nuestro país más que en cualquier otro de toda Europa, lo que nos ha permitido bajar varias posiciones en el ránking de precios que llevan a cabo desde la Comisión Europea.

Especialmente en el diesel, donde España ha pasado de ocupar el número ocho de la lista al decimosexto, ahí es nada. Respecto a la gasolina, hemos perdido una posición y actualmente somos el cuarto país con la gasolina más cara.