Formas de ahorrar costes a la hora de dar visibilidad a tu empresa

Si no te ven, no te compran. Esta es una máxima de cualquier negocio, sea este físico o virtual. Por este motivo, debes invertir en ser visible. Pero también hay que ahorrar costes en estos tiempos revueltos. Al final, no sabes qué hacer, si gastar o no. Otra máxima de todo negocio es solo gastar en aquello de lo que esperamos una rentabilidad o que sea estrictamente necesario.

Hoy te mostramos algunas sencillas recomendaciones para ahorrar costes sin sacrificar la viabilidad de tu empresa. Porque el cliente debe verte, saber qué haces, cómo lo haces y dónde estás. Porque, como no te encuentre, seguro que se irá a la competencia.

La visibilidad virtual

Esta es muy importante. Hoy en día, estar en Internet suele ser de lo más barato. Por supuesto, si tenemos un alto presupuesto, podemos optar por medios como la televisión. El problema es tener recursos limitados. Entonces disponemos de opciones interesantes: tenemos las estrategias SEM, como los anuncios patrocinados de Google, que son baratos. También destaca el posicionamiento por medio del SEO, es decir, utilizar las palabras clave adecuadas que rastrearán los buscadores, con el objetivo de posicionarnos los primeros en las búsquedas.

Las redes sociales

Aquí tienes una de las grandes ventajas de Internet, las redes sociales. Hay de todo y para todos los gustos, desde las profesionales, como LinkedIn; hasta las más utilizadas, como Facebook o Twiter. También se han puesto de moda campañas de marketing asequibles a través de WhatsApp. En definitiva, el abanico de posibilidades que te ofrece el mundo virtual es amplio y muchas de ellas no tienen coste, como crear una página en la Red más famosa de todas. Lo importante es siempre que planifiques y cuantifiques las campañas que vayas a realizar.

La visibilidad física

Si tu empresa tiene un establecimiento donde ejerces la actividad, es seguro que tendrás uno de esos carteles luminosos que indican a qué te dedicas. Hay empresas de alquiler de letreros que te ofrecerán variedad a precios bajos. Lo importante es que elijas uno que se vea bien, sea atractivo, no tenga colores demasiado estridentes y se encuadre a la perfección en tu imagen corporativa. De esta forma, el cliente acabará asociándolo a tu negocio, que es el objetivo principal.

Dentro de este tipo de publicidad que comentamos, tenemos la iluminación basada en la tecnología LED, que se trata de los diodos que emiten luz. Sus ventajas son variadas y destacan una mayor duración, un menor consumo y, por tanto, un ahorro de costes. No contienen mercurio y emiten poco calor, lo que evita posibles quemaduras a quien los manipula.

Es importante, además, darte a conocer. La publicidad boca a boca puede parecer algo manido, pero da resultado. Pasea y habla con vecinos. Esta recomendación te sirve también para el mundo virtual, pero, sobre todo, sé agradable. Los clientes vuelven si el valor que perciben es superior al precio que pagan. Esta recomendación, una vez más, sirve para los dos tipos de visibilidad. Sé amable siempre con los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *