Empresas españolas punteras del sector textil

sector textil

La industria textil española vuelve a ser competitiva. Es el titular que se desprende de las últimas cifras que ha ofrecido el Ministerio de Industria sobre las empresas españolas de este sector productivo. Mientras que la tendencia hasta no hace muchos años era la deslocalización, es decir, el traslado de muchas empresas textiles a Marruecos, Turquía o países del sudeste asiático, en la actualidad los fabricantes parecen estar apostando de nuevo por España.

Parte de la producción textil española en el exterior estaría volviendo a fabricarse de nuevo en nuestro país

La industria textil española supone cerca del 3% del producto interior bruto, más de 7.800 empresas de un sector que, en 2013, movió más de 10.000 millones de euros y emplea a cerca de 129.000 personas. No es extraño, por ello, que los textiles españoles dominen no solo el mercado de las prendas de vestir, sino también el de la ropa de hogar y el mobiliario. Precisamente, en ambiente10.com encontrarás una gran variedad de mesitas de noche y cabeceros de cama tapizados en tela y polipiel de la mayor calidad.

Empresas como Adolfo Domínguez, Grupo Cortefiel, INDUYCO y, por supuesto, Inditex, son algunos de los gigantes de la industria textil no solo española, sino también mundial. Esta última, con su marca Zara, lidera actualmente la distribución textil en el mundo por delante de otras multinacionales extranjeras como H&M. Otra empresa textil de gran relevancia es Desigual, con más de 526 tiendas repartidas por todo el mundo. Y en el mercado de la moda low cost, Shana domina el mercado español con más de 130 millones de euros facturados en 2014.

El éxito de la empresa de Amancio Ortega ha hecho que otros importantes grupos textiles españoles adapten sus estrategias comerciales. El lanzamiento de líneas de ropa a bajo precio o la apuesta por la alta rotación de nuevas prendas en las tiendas descartando los catálogos de temporada son algunas de las medidas que han tomado otras grandes compañías textiles españolas siguiendo el ejemplo de Zara.

Algunas empresas, como Mango, han apostado por la renovación del surtido de prendas de sus tiendas cada 15 días

Detrás de estas compañías, ampliamente conocidas, existe toda una serie de importantes empresas también españolas que surten de materiales de primera calidad a la industria de la confección y ropa de hogar. Textil Santanderina, Grupo Antex o Sedatex son ejemplos de empresas españolas punteras en la fabricación de hilos y tejidos.

Al impulso del mercado español se suma la gran importancia de las exportaciones. Solo en 2014, las exportaciones de la industria textil española alcanzaron los 13.760 millones de euros, una cifra récord frente a años anteriores. Los principales países importadores de moda y materiales textiles españoles son, en orden de importancia, Francia, Portugal, Italia y Alemania.

Estas magníficas cifras no habrían sido posibles sin un aumento del consumo en productos textiles. El gasto en prendas de vestir en España es actualmente de 612 euros por persona y año, un 23% más que en 2015. En el exterior las cifras también van en aumento, lo que demuestra que la industria textil española aún está lejos de parar de crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *