Beneficios de los aceites de Onagra y Argán para la piel

aceites-onagra-piel

Los aceites vegetales son muy buenos para potenciar ciertas partes de nuestro organismo como conseguir tener un pelo mucho más sano, cuidar nuestra piel, evitar la proliferación de arrugas o luchar contra las que ya tenemos, además de que algunos de ellos se pueden integrar en nuestra dieta ayudándonos también con toda una gran cantidad de beneficios internos.

Según la web de www.cremas-caseras.es, el aceite de onagra y el aceite de argán son dos de los mejores que podemos encontrar, con toda una gran cantidad de beneficios que conseguiremos en el momento en el que los apliquemos sobre nuestra piel. Si quieres conocer sus efectos, sigue leyendo para conocerlos.

Beneficios del aceite de onagra y del aceite de argán

Aceite de Onagra

El aceite de Onagra se considera un potente aliado para la mujer, ayudándole a aliviar los síntomas de la menopausia. Ayuda a combatir problemas como es la retención de líquidos, cambios de estado anímico, sofocos, sequedad de las mucosas… También es muy útil para combatir los síntomas del síndrome premenstrual, así como para regular la menstruación y actuar contra el dolor que algunas mujeres padecen en este proceso.

Para la piel también nos ofrece algunos beneficios muy importantes: es el mejor aliado que podemos encontrar para tratar la piel grasa (por lo que podemos luchar contra problemas de acné o derivados, reduciendo la presencia de estos granitos). Otra de sus ventajas es que también ayuda a evitar el envejecimiento prematuro de la piel; dispone de una alta capacidad de absorción por lo que en el mismo momento en el que lo apliquemos en la dermis, nos daremos cuenta de que no tarda en absorberse para hidratarla desde el interior.

No solo ayuda a evitar las arrugas, sino que también suaviza las que ya podamos tener.

Aceite de Argán

Por otra parte, también nos encontramos con el aceite de argán, el cual se extrae directamente del árbol de argán, en Marruecos, siendo un aceite raro ya que se tarda unos 30-50 años en producirse.

A nivel interno, el aceite de argán dispone de toda una gran cantidad de elementos positivos para la salud como minerales, ácidos grasos del tipo Omega 3 y vitaminas.

  • Te ayuda a conseguir un rostro radiante en todo momento. Ayuda a poder combatir contra las células muertas. Como tiene vitamina E, también regenera la elasticidad y el colágeno natural de la dermis. Además, es muy útil para poder tratar problemas de acné, siendo también muy demandado para el tratamiento de cicatrices.
  • Utilizar cremas hidratantes de aceite de argán nos garantiza que vamos a tener la piel hidratada en todo momento. Es ideal para poder evitar cuadros de sequedad que nos pueden terminar por pasar factura.
  • Por último pero no menos importante, también nos ayuda a tratar el problema de la sequedad en las manos, hidratando mucho más profundamente que cualquier otro tipo de aceite.

Ahora que ya conoces lo bueno que son estos dos tipos de aceite para nuestra salud, incorpóralos en tu neceser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *